Expresidente de InterBolsa aceptaría dos de los 4 cargos

A la imputación de cargos por el descalabro de la comisionista llegaron solo 9 de 17 citados.

Rodrigo Jaramillo, expresidente de InterBolsa, y Alessandro Corridori, considerado el cerebro de las operaciones con acciones de Fabricato que llevaron al descalabro de la comisionista, empezaron este lunes a responder judicialmente por las irregularidades en el liquidado holding.

A las nueve de la mañana llegaron a los juzgados de Paloquemao acompañados de sus abogados, y aunque permanecieron durante diez horas en las mismas sillas de madera, no se dirigieron la palabra.

Ante los medios apostados en la sala,Jaramillo se negó a responder preguntas, evidentemente molesto. Lo propio sucedió con Corridori. 

En la entrada de los juzgados se vio a esa hora el desfile de lujosos carros último modelo, en los que llegaron algunos de los citados por la Fiscalía.

Jaramillo y Corridori fueron dos de los nueve investigados que se presentaron a la audiencia de imputación de cargos por concierto para delinquir, abuso de confianza, administración desleal y manipulación de acciones.

Uno de los empapelados, Álvaro de Jesús Tirado, inexplicablemente llegó sin abogado y se negó a aceptar uno de oficio.

Previendo situaciones como la de Tirado, la Fiscalía tenía listos 17 abogados de oficio, pues las personas citadas por el escándalo de InterBolsa eran 17.

En el proceso, que se prevé de largo aliento por el número de personas señaladas y por las maniobras de defensa que ya se empiezan a mostrar, la primera discusión se centró en definir si el liquidador de InterBolsa puede ser acreditado como víctima. Al final de la tarde, la juez 64 de garantías resolvió que esta petición era procedente.

Cuando la Fiscalía se alistaba para leer cerca de 500 páginas con la imputación de cargos, los abogados apelaron la decisión de la juez de permitir que el liquidador de InterBolsa, admitido como víctima, participara en el proceso.

La audiencia entonces se suspendió y hoy los abogados seguirán sustentando su petición. Será un juez de segunda instancia el que resuelva esto.

BUSCARÍA ACUERDO

EL TIEMPO estableció que Rodrigo Jaramillo, el protagonista central del mayor descalabro bursátil en la historia reciente del país, aceptaría dos de los cuatro cargos que la Fiscalía va a imputar.

Hasta mediados del 2012, el grupo InterBolsa que presidía era el más sólido y prestigioso y generaba ganancias superiores a los 80.000 millones de pesos. Se calcula que la comisionista de bolsa –fundada en 1990 por él– llegó a manejar más de 9 billones de pesos en transacciones y a dominar el 35 por ciento del mercado colombiano.

Sin embargo, la firma perdió liquidez por cuenta de unas riesgosas transacciones (en repos) con acciones de la textilera Fabricato, y fue intervenida por la Superintendencia Financiera en octubre de 2012, para ordenar luego su liquidación.

Su caída dejó al descubierto manejos ilegales que salpicaron a las demás empresas del holding, creando un efecto dominó que culminó con el desmoronamiento del grupo.

La Fiscalía cree que en este caso hubo un claro concierto para delinquir.

LAVADO, OTRA PUNTA

Además de las decenas de asistentes de los investigados y de la presencia de varios pesos pesados del derecho, llamó la atención que en la audiencia estuviera el jefe de la unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía.

Su despacho lleva una investigación preliminar que podría terminar en una nueva imputación de cargos por presunto lavado.

Este lunes la juez determinó que el Fondo Premium, vinculado al escándalo, no puede ser considerado víctima en este proceso. De esta manera, hubo ruptura procesal para este caso.

IMPUTACIÓN EN TRES ETAPAS

El fiscal Eduardo Montealegre ha señalado que el escándalo de InterBolsa tiene tres capítulos en la Fiscalía. El primero empezó a escribirse este lunes en los juzgados de Paloquemao, contra las principales cabezas de la firma. Habrá una segunda tanda por los negocios del Fondo Premium. Y también se procesará a particulares que jugaron un papel clave en el escándalo.